Al llegar a un Nuevo Año todos vamos motivados, confiados y seguros de que lograremos finalmente migrar a la vida fitness, pero cuando vamos a la nevera, en esos días post-fiesta, aún hay pequeños rastros de comida decembrina y reconocemos que la cosa va más allá de querer hacerlo. Hay que “limpiar” organizarse, programar nuevas compras, y sobre todo informarse sobre qué meter en el carrito de mercado en este año.

El 70% de toda planificación fitness es la dieta, aunque prefiero llamarla alimentación balanceada, así que inmediatamente cuando decidas empezar con tu régimen elimina de tu despensa todo lo que pueda ser el detonante de un ataque de ansiedad, casi siempre dulces y harinas dependiente de los déficits calóricos de cada quien, y sustitúyelos por alimentos más naturales. Se acabaron las compras por antojo o inercia.

Entre los carbohidratos complejos y simples que deberás tener en tu carrito de mercado este año están:

– Fresas

– Manzanas

– Pera

– Mandarina

– Toronja/Pomelo

– Cambures/ Banana

– Plátano

– Batata

– Lentejas/ Frijoles

– Avena

– Arroz integral

– Galletas de arroz integral inflado

– Quinoa

Grasas:

– Aceite de oliva/coco

– Aguacate

– Mantequilla de maní o almendras natural

– Linaza molida y/ o semillas de chía

– Frutos secos

Proteína:

– Pechuga de pollo

– Lomo de res

– Lomo de cerdo

– Pescados

– Mariscos

– Huevos

– Atún de lata en agua (escurrir y lavar con agua para quitarle un 40% del sodio)

Vegetales (carbos fibrosos):

– Lechuga

– Espinaca

– Brócoli

– Coliflor

– Calabacín

– Pepino

– Tomate

– Célery

– Hongos

– Calabaza/ Auyama

– Espárragos

– Ajo

– Pimentón

– Vainitas

– Cebolla

También puedes conseguir aquí otros condimentos que podrías agregar al carrito de mercado este año.