Todo aquel que está en un plan específico de pérdida de grasa, por su cuenta, tiene la inquietud de saber qué comer antes y después de entrenar. Muchas personas ni siquiera saben que deben hacer esto y es un grave error. Consumir alimentos apropiados antes de hacer ejercicio es lo que te va a dar la energía necesaria para realizar tu rutina de entrenamiento con normalidad, así que toma notas de este texto sobre qué comer y cuándo si entrenas para perder grasa

El desayuno es vital para todos, no solo para las personas que hacen su rutina de entrenamiento a primera hora, sino para afrontar las otras tareas a lo largo del día. Este plato debe tener todos los macronutrientes esenciales que tu cuerpo requiere para funcionar correctamente: carbs buenos, proteína y grasas buenas. El cuerpo viene de un ayuno de 12-14 horas y hay que darle lo que requiere.

Los mejores carbohidratos que puedes consumir antes de entrenar son los de absorción lenta, como la avena, cítricos, arroz integral, batata. Estos te aportarán la energía necesaria para rendir durante el entrenamiento. Las proteínas ofrecerán no solo la energía, sino la recuperación del músculo; al igual que los carbs, es fundamental consumirlas. Una buena comida antes de entrenar puede ser panquecas de avena, que contienen tanto carbs como proteína. También podría ser tortillas de arroz inflado con un batido de proteína, pero siempre hay que saber qué comer y cuándo si entrenas para perder grasa.

Para después de entrenar, es recomendable que consumas un carbohidrato de rápida absorción para que recuperes la energía gastada: una banana, lechosa, piña, alimentos de alto índice glicémico. Acompañado, por supuesto, de una proteína, bien sea un batido si vas a merendar o si llega la hora de hacer una comida fuerte una proteína magra: carne, pollo, pescado, huevo. Esta es la que va a ayudar a la regeneración muscular.

Recuperar las energías gastadas después de entrenar es fundamental, no tardes más de 30 minutos en consumir alimentos adecuados. Si la proteína es importante antes de tu rutina, después de realizarla será aún más importante: ella participa en el proceso de recuperación muscular.

Comer los alimentos adecuados en las porciones correspondientes es esencial en este estilo de vida. De nada te sirve matarte haciendo una rutina de ejercicios cuando no le das a tu cuerpo lo que necesita para funcionar.