¡Mi día no arranca sin una taza de café!, y es que esta bebida no solo te despierta y te pone de mejor humor, sino que además incrementa tus niveles de energía y concentración así que vamos a compartirles más razones para tomar café.

Luego de tomar café, la cafeína se absorbe en el torrente sanguíneo y viaja hacia el cerebro. Allí, la cafeína bloquea un neurotransmisor inhibidor llamado adenosina, y la cantidad de otros neurotransmisores, como la noradrenalina y la dopamina, tiende a aumentar. Esto le dice “GO” a otras neuronas, las activa y es lo que te ayuda a pensar mejor.

Por otra parte, el café es buenísimo para perder grasa, y es por eso que todos los suplementos que se utilizan para rebajar tienen cafeína. Este componente aumenta los niveles de adrenalina y ayuda a liberar los ácidos grasos del tejido adiposo, es decir, ayuda a que la grasa acumulada se libere para que sea más fácil utilizarla como fuente de energía. Además, la cafeína incrementa el gasto calórico y el metabolismo, lo que te hace quemar mucha más grasa. Claro está que aquí no hay milagro que valga, tienes que cuidar muy bien tu dieta y hacer ejercicio de manera frecuente.

El café también mejora tu rendimiento, entre un 12 y un 15%, es alto en antioxidantes y ayuda a reducir notablemente el riesgo de padecer diabetes tipo II, Parkinson, Alzheimer, cirrosis, muerte prematura y algunos tipos de cáncer.

Entonces, ¿te estás animando a comenzar tus mañanas con una taza de café o necesitas más razones para tomar café? Procura hacerlo siempre con moderación, no consumas más de 2 tazas al día y evita agregar azúcar o leche. Si sufres de tensión alta, consúmelo con mucha moderación.