¿Estás contando calorías, contando los macros, haciendo ejercicio y aún no pierdes grasa? Ya no sabes qué hacer, crees que no lo estás haciendo bien y decides que debes reducir aún más las calorías o hacer ayuno intermitente, o volverte vegana o probar con otra teoría dietética (keto, paleo, Atkins, mediterránea, la dieta de la fruta, entre otras…).

¡Esto les sucede a muchas personas! Hoy te pido que te detengas, STOP and Relax. Que te detengas y aprendas que no todo en el mundo son las calorías, que no todos somos iguales, que influyen muchísimos factores en esto y que para perder peso hay que estar saludable en todo sentido, no es que para estar saludable debas perder peso.

Uno de los factores más comunes por los que la gente no logra su meta es el bendito estrés.

Cuando de perder grasa se trata, de estar en relax y de dormir profundamente, hay un sistema que gobierna sobre los demás y ese es el Sistema Nervioso Autónomo (SNA). Este sistema se divide en Sistema Nervioso Simpático (que impide perder grasa, y aumenta la ansiedad) y Parasimpático (ayuda a perder grasa, relajarte y dormir bien.)

Las ecuaciones de calorías no toman esto en consideración (ni muchos otros factores). El SNA es gobernado por tu subconsciente, por lo que no puedes dominarlo con tus pensamientos. Se ve afectado por el corre-corre del día, aunque tú con tu sonrisa, le demuestres al mundo que no es así.

Cuando estás preocupado por tus finanzas, por ejemplo, por pagar la renta o cuando vives corriendo desde que te levantas en la mañana porque debes preparar a los niños al colegio o vas a llegar tarde al trabajo, y te consigues con un tráfico terrible; todo esto activa el Sistema Nervioso Simpático (zona roja), que hace que se produzca adrenalina y cortisol (acá acumulamos grasa, aunque cuentes tus calorías).

Llegas al trabajo y ves tooodo el trabajo que debes resolver, pero decides ir mejor por una taza de café antes (el café estimula la liberación de más adrenalina, acumulamos grasita de nuevo). Estás trabajando y te pones a pensar que no has ido al gym y debes ir al salir del trabajo… zona roja de nuevo y no pierdes grasa.

Llega la tarde y estás agotada. Necesitas un poco de café para despertarte (bienvenida la grasita de nuevo). Finalmente terminas y vas al gym a hacer HIIT o ejercicios de alta intensidad (elevando más el cortisol que no deja que quemes la grasa) y llegas muerta a la casa. Pensando que solo puedes ver TV un ratito (si acaso), para relajarte. Este es uno de los tantos escenarios que viven las personas día tras día y los he visto en muchos de mis pacientes.

Para muchos, el dormir es el único momento del día donde activan el Sistema Nervioso Parasimpático o zona verde (que es el que te relaja y que ayuda a perder grasa), sin embargo, otros igual sufren de insomnio porque han tenido el otro sistema activado, durante tooodo el día han estado en zona roja, dominando su día a día.

Si te identificas con esto, puede ser solo uno de los factores por los que no pierdes grasa. Es sumamente importante buscar maneras que equilibren estos dos sistemas diariamente o te pasarán factura. Lo que deseamos es que la mayor parte del día domine el Sistema Nervioso Parasimpático, para que puedas perder grasa, estés libre de ansiedad y duermas profundamente.

Hay muchas maneras de relajarse: hacer respiraciones profundas, meditar, practicar actividades que disfrutes, ducharse con agua caliente, escuchar  música y prender velas aromáticas, caminar en plena naturaleza, hacer yoga o tai chi, etc.