Ingredientes:

– 1 taza de café negro (te recomiendo que lo hagas con anticipación para que cuando lo vayas a usar no esté caliente, porque si no se derriten los hielos y queda aguado)

– 1 medida de Whey Protein de vainilla o chocolate

Stevia o edulcorante si te gusta más dulcito.

– Hielo al gusto

Preparación:

1. Licua y ¡listo!

Una taza de café antes de entrenar incrementa los niveles de energía y resistencia, al mismo tiempo la cafeína mejora la concentración y ayuda a liberar ácidos grasos para que sea más fácil quemarlos como fuente de energía. Todo con moderación, dos tazas de café al día son buenos, contienen antioxidantes, aceleran el metabolismo y controlan apetito, más de dos tazas ya comienza a ser contraproducente, te deshidrata, e incrementas cortisol. La proteína ayuda a proteger los músculos durante el entrenamiento y ayuda además a controlar apetito. 

Este frapuccino proteico es súper rico y te da la sensación de tomarte un frapuccino pero sin el azúcar ni exceso de calorías.