Para nadie es un secreto que las frutas, a pesar de que aportan vitaminas y minerales al organismo, poseen gran cantidad de fructosa (el azúcar de las mismas), es por ello que se recomienda ingerirlas durante el día y en cantidades moderadas. Sin embargo, a la hora de ir a realizar las compras en el supermercado, las personas prefieren llevar uvas, manzanas, fresas, naranjas (que OJO, no está mal) antes que escoger la banana.

Si bien es cierto que el cambur (banana) se conoce como la fruta que posee mayor cantidad de carbohidratos, es una excelente fuente de energía y vitaminas.

Es rica en magnesio, potasio, ácido fólico, zinc, vitamina A, B, C y E. También aporta fibra, por lo que mejora el funcionamiento de los intestinos.

Una banana tiene aproximadamente 90 calorías, 1 gr de proteína y 25 gr de carbohidratos. Es perfecta para comerlas antes del entrenamiento o después, ya que ayuda a la recuperación de los músculos luego de realizar fuertes actividades físicas, siempre acompañada de una proteína. También puede ser el complemento del desayuno o una merienda en la mañana. ¡Puedes utilizarla como ingrediente para realizar panquecas y disfrutar de un rico y nutritivo desayuno!