Una hora es suficiente para entrenar, en caso de que solo cuentes con ese tiempo en tu día, y lo ideal es combinar ejercicio cardiovascular con pesas de forma eficaz. ¡Sí se puede!

1. Entrena con superseries, haz 2 ejercicios, uno tras otro, descansa 30 segundos y vuelve a arrancar.

2. Puedes entrenar dos músculos el mismo día, 3 ejercicios para cada músculo, 3 series de cada uno. El número de repeticiones varía, un número promedio puede ser 12 repeticiones llegando al fallo muscular, que te cueste.

3. Intenta hacer superseries de piernas, por ejemplo alternar femorales y glúteos. Puedes hacer un buen entrenamiento en 30 minutos, si alejas las distracciones (conversaciones y teléfono en mano).

4. Haz intervalos intensos por 25 minutos (HIIT), en lugar de mantener una frecuencia cardíaca constante, alterna períodos muy intensos con unos moderados. Este tipo de entrenamiento es corto, no dura más de 30 minutos, es buenísimo para sacar a tu cuerpo de la rutina, acelerar el metabolismo, quemar muchas calorías por minuto, ¡y más grasa también!

5. Luego de tu entrenamiento, haz unos estiramientos durante 2 o 5 minutos, ¡y listo! ¿Lo ves? Una hora es suficiente, trabajaste la parte de fuerza y cardiovascular, un gran ejercicio intenso que te permite acelerar tu metabolismo, maximizar tu tiempo y obtener buenos resultados.