lo-que-no-debes-hacer-para-rebajarEn los últimos años  las personas suelen comer en exceso, bien sea por ansiedad o simplemente porque tienden a comer muy rápido y en grandes porciones. Esto hace que ganen peso, el sistema digestivo no tiene el tiempo te enviar al cerebro las señales de que ya se encuentra saciado.

¿Por qué comemos en exceso?

El apetito es el deseo de comer, de ingerir alimentos, este viene cuando el centro de apetito se estimula y cuando llega al centro de saciedad el deseo de comer se detiene.

Poner fin o un parado a los excesos en tu dieta no es tarea fácil, requiere motivación y compromiso. Cambiar los hábitos y guiarlos por el buen camino de la vida saludable es exigente pero si es posible. Existen algunos pasos que te ayudarán a controlar mejor tus porciones y calorías para que tu físico se moldee de la mejor forma.

Tips para dejar de comer en exceso:

  • Trata de controlar tus porciones: Come en platos más pequeños, los de ensalada o postre. Así parecerá más cantidad
  • Coloca solo lo que te vayas a comer en tu plato y retira las bandejas de la mesa.
  • Ten a la mano una balanza o tazas medidoras: Esto asegurará las porciones exactas recomendadas para ti. Recuerda que todas las personas requieren consumir cantidades y tamaños distintos,que se ajusten a sus requerimientos básicos. Por ejemplo Una mujer debería consumir entre 1/3 de taza a ½ taza de avena o carbohidratos en la mañana, para los hombres es de 1 taza. Todo va a depender de su género y su gasto calórico.
  • Se consiente de lo que picas entre comidas: Muchas veces suelen ser galleticas, papitas y todo lo altamente calórico.
  • Controla tu horario para comer: Recuerda que debes hacer 5 a 6 comidas al día distribuidas y no de un solo golpe.
  • No te deje llevar por dietas de moda: Muchos regímenes te prometen hacer perder un poco de kilos en muy poco tiempo y esto no es sano, recuerda que lo que fácil se va, fácil viene. Entonces de nada te sirve perder tantos kilos y luego recuperarlos de la noche a la mañana, más bien te hace daño al metabolismo. Por otro lado al quedar con hambre el cuerpo entra en un modo de supervivencia y empieza a retener y guardar los alimentos, haciendo que tu metabolismo se torne más lento y queme menos grasa.