El estrés crónico sabotea tu peso y tu salud, es uno de los principales saboteadores y hoy en día es una epidemia. Cuando el estrés se vuelve crónico y prolongado, el hipotálamo se activa y con ello activa las glándulas suprarrenales para liberar una hormona llamada cortisol, también conocida como hormona del estrés, que cuando se eleva demasiado puede afectar no solo tu figura sino también tu salud en general. Para disminuir el estrés y mantener esa hormona bajo control, te recomiendo lo siguiente:

Trata de dormir más de 6 horas. Está comprobado que quienes duermen menos disminuyen su sensibilidad a la insulina, toleran menos los carbohidratos, elevan cortisol e incrementa el apetito, su metabolismo se torna más lento y el estrés aumenta.

Medita, hay muchas páginas en internet que te enseñan a hacerlo.

Haz yoga, esto ayuda a que silencies las voces de tu cabeza y conectes tu cuerpo con tu mente, te relaja muchísimo.

Escucha música relajante.

Llama a un amigo para conversar.

Sal a caminar y haz ejercicio, esto eleva tus niveles de endorfinas, lo que te hace sentir bien de manera instantánea. Especialmente, el entrenamiento con pesas ayuda mucho a drenar tensión acumulada.

Come 85% alimentos naturales y densos en nutrientes. Merienda alimentos que contengan omega 3, como por ejemplo las nueces, y trata de no pasar más de 4 horas sin comer para que controles mejor tus niveles de glucosa en sangre. Incorpora grasas buenas a la dieta (aguacate, semillas, sardinas, salmón, etc.), consume muchos vegetales y consume carbohidratos de calidad, sobre todo en las mañanas.

Mira una película cómica y ríete a carcajadas. Está comprobado que reírse disminuye el cortisol y engaña a tu sistema nervioso haciéndote creer que estás feliz.

Si estás muy estresado, disminuye tu consumo de café.

Por último, siéntate, cierra los ojos y conscientemente respira lento y pausado, te aseguro que te ayudará. Y si sientes que es más de lo que puedes manejar, si sientes que ya se está apoderando de ti, ¡busca ayuda! La orientación profesional puede ayudarte a canalizar tus preocupaciones. Buscar la ayuda de un psicólogo no te hace loco, te hace inteligente y responsable.

…y recuerda, la mente es poderosa, ¡relájate!