Si algo hay que estar claros en algo es que para para estar delgado y fuerte no es necesario pasar hambre, sino simplemente saber elegir de la pirámide alimenticia lo que mejor nos favorezca.

Hoy voy a hablarles de las proteínas que son nuestras aliadas para trasformar nuestro cuerpo y convertirlo en nuestra mejor versión.

Las proteínas son esenciales para la construcción de estructuras, el músculo es una de ellas. No se trata de basar toda tu alimentación en las proteínas, sino que una gran parte de ella sea construida en base a estas. Claro que no se deben olvidar otros nutrientes como las grasas buenas y los carbohidratos, pero las reinas de todos los alimentos son las proteínas.

Lo especial de las proteínas, es que están aceleran el metabolismo, ya que le cuesta más al cuerpo procesarlas. Llenan mucho y su efecto de saciedad es prolongado.

Ayudan a controlar el azúcar en la sangre y controlar la insulina lo que conlleva a disminuir la ansiedad por los carbohidratos.

Protege la masa muscular y la incrementa, el músculo es el tejido más metabólicamente activo que tiene el cuerpo, aun cuando estamos en reposo, cuanto más tengamos mejor porque más grasa podremos quemar.

Alimentos como: huevo, carne, pescado, pollo, legumbres y frutos secos son fundamentales en una dieta para perder peso y no centrarse solamente en frutas y verduras, que si bien contienen pocas calorías también contienen pocos nutrientes.