Muchas mujeres pasan por alto el entrenamiento de hombros enfocándose más en las piernas. Sí, es verdad, a nosotras (incluyéndome) nos encanta tener unas piernas bien definidas, pero los hombros son una parte esencial que constituye el marco del cuerpo.

Los hombros de una mujer pueden ser una parte muy sexy del cuerpo, aunque no lo creas. Para eso es necesario trabajarlos, así que aquí te doy una rutina para que la incluyas en tu entrenamiento y puedas lucir con seguridad esa parte tan bonita de tu cuerpo.

  • Press de hombros con mancuernas: De pie con las piernas abiertas a lo ancho de tus hombros, agarras las pesas a un ángulo de 90 grados a la altura de la cabeza y vas a elevarlos hacia arriba, aguantando por unos segundos.
  • Elevación frontal con disco: Con ambas manos agarra un disco, medianamente pesado, y levántalo al nivel de tus hombros. Mantén la posición por unos segundos.
  • Remo frontal: Puedes realizarlo con una barra o polea. Agárralo con la palma de la mano mirando hacia arriba y los brazos a lo ancho de los hombros. Sube hasta la altura del pecho y vuelve a la posición inicial.
  • Press de hombros con máquina: Con la prensa de hombros coloca una resistencia medianamente pesada, mantén los codos doblados en línea, levanta el peso de manera que los brazos estén completamente extendidos. Luego, regresa a la posición inicial.
  • Laterales: Levanta la mancuerna hasta la altura de los hombros con un peso medianamente pesado.

Trata de hacer 4 series de 12 a 15 repeticiones con un peso que te cueste llegar a la última repetición. Este entrenamiento es ideal para moldear los hombros. Combínalo con unos buenos intervalos de cardio intenso de 12 minutos.