Uno de mis carbohidratos favoritos es la avena y aquí te digo por qué:

-Es riquísima y verdaderamente versátil. La puedes preparar cocida, molerla y hacer harina para panquecas.

-Es baja en calorías. Una taza tiene entre 130 y 150 calorías. Además, permanece más tiempo en el estómago, lo que ayuda a controlar la ansiedad.

-Es alta en fibra, baja en grasa y alta en proteína. Es uno de los carbos/cereales con más proteína.

-Es de baja carga glucémica por lo que ayuda a estabilizar el azúcar en sangre y disminuir el riesgo de diabetes tipo 2. También es alta en magnesio, un mineral que ayuda a mejorar la utilización de la glucosa y controla la insulina.

-Disminuye el colesterol malo (LDL) debido al betaglucano, la fibra de la avena.

-Es alta en lignanos, por lo que es un arma contra el cáncer y las afecciones cardíacas.

-La avena es un cereal natural no refinado. Quienes consumen 1 taza de avena al día disminuyen el riesgo de padecer fallas cardíacas 29%.

-Es alta en un antioxidante llamado avenantramidas que protege de los radicales libres: menos riesgo de infartos, de cáncer y retarda el envejecimiento.

¿Necesitas más razones? También las tenemos aquí.

*Imagen destacada cortesía de freepik.com