El meditar antes de hacer hacer ejercicio es una práctica rutinaria que podría revolucionar tu estilo de vida.  Para lograrlo debemos inducir un estado de conciencia sobre algo a lo que le prestemos mucha atención y visualicemos con detenimiento. No hay forma de ignorar todos los beneficios que la meditación te brinda, y mucho menos el ejercicio.

En el caso del ejercicio, los beneficios de meditar son tan variados que muchas personas lo hacen por diferentes motivos, desde verse bien hasta sentirse bien. De hecho, como aumenta los niveles de endorfina y serotonina, puede ayudar a combatir trastornos tan fuertes como la depresión. De similar forma actúa la meditación ya que ambos aumentan la atención, previenen la desconcentración y ayudan contra la ansiedad

Ahora imagina combinar ambas prácticas y tomarte unos 20 minutos para meditar antes de salir a correr o hacer tu rutina de ejercicios del día. Para el momento en que empieces a ejercitarte no habrá tensiones innecesarias en tu cuerpo, tu mente estará atenta y relajada, y estarás en una mejor condición para realizar las demás actividades de tu día con una buena actitud.

¡Recuerda que el truco para ser fitness es tener una mejor actitud!