Cuando se trata de perder grasa corporal, hay que tener mucho cuidado para no tomar medidas tan extremas que puedan afectar nuestra masa muscular.

En este punto la alimentación es un factor clave. Es muy importante que quemes más calorías de las que consumes, es decir, debe existir un déficit calórico creado entre una reducción de calorías en la dieta (300-500 calorías) y un aumento del gasto calórico con ejercicio.

Mi recomendación es que hagas entre 5 y 6 comidas al día cada 3 horas, esto te ayudará a controlar mejor tu apetito y tus niveles de insulina, y a mejorar la absorción de nutrientes. Procura consumir más proteína que cualquier otro macronutriente, reduce la ingesta de carbohidratos, cómelos temprano en el día e incrementa un poco tu consumo de grasas buenas.

En cuanto al ejercicio, te recomiendo que entrenes pesado, el entrenamiento piramidal puede ayudarte muchísimo. En los ejercicios, haz 4 series comenzando con mucho peso y luego ve disminuyendo la carga e incrementando las repeticiones: 10 repeticiones en la primera serie, luego 12, luego 15, luego 20,…, a medida que las repeticiones aumentan el peso baja y el ejercicio debes hacerlo siempre con esfuerzo. Entrenar pesado permitirá que pierdas grasa protegiendo tu masa muscular.

Ahora, sobre el ejercicio cardiovascular, trata de hacer intervalos de alta intensidad 3 veces por semana durante 35 minutos (HIIT), por ejemplo: correr a máxima velocidad por 30 segundos, luego caminar en una inclinación en la caminadora con nivel 12 durante 1 minuto y medio, luego correr y así sucesivamente, hasta completar 35 minutos. El resto de los días procura hacer cardio constante durante 45 minutos después de entrenar, puedes hacerlo en la elíptica, en la escaladora o en la caminadora colocándola en inclinación 12.

Además de esto, es importante suplementar con aminoácidos de cadena ramificada (BCAA), ya que protegen la masa muscular y ayudan a perder grasa. Cuando buscas perder grasa, la técnica de la comida pre y post-entrenamiento no es tan necesaria, aquí lo importante es que comas cada 3 horas, incluyendo suficiente proteína y la cantidad adecuada de carbohidratos y grasas.

Si quieres, puedes recurrir a algún quemador de grasa, como Keto 7 o ácido Alfa Lipoico, en una dosis de 200 a 300 mg 20 minutos antes de tus 3 primeras comidas. Eso sí, para tomar quemadores debes estar 100% saludable, así que hazte un chequeo y consulta con tu médico para corroborar que todo esté en orden, recuerda que tu salud es lo primero.