En esto del fitness la ciencia va cambiando, es decir, lo que se hablaba hace diez años no es lo mismo que se podría considerar en la actualidad. Hacer ejercicio cardiovascular en ayunas tiene sus beneficios y a cada quien le funciona diferente. Antes se manejaba que si tu cuerpo está en estado de ayuno, insulina baja, no has comido, el combustible disponible es la grasa, y sí, teóricamente es así, pero no es lo mismo, así que están enfrentados Oxidación de grasa vs. pérdida de grasa. Estos conceptos se cruzan, pero no son lo mismo ni se escriben igual.

Cuando estás haciendo cardio en ayunas, sí, estás oxidando más grasa, pero nuevos estudios indican que luego tu cuerpo, de una manera inteligente, a lo largo del día, hace un balance y deja de quemar grasa y quema más carbohidratos, entonces terminas haciendo lo mismo. Si comiste y luego hiciste el cardio, en ese momento tu cuerpo quemó más carbos y luego durante el día compensó y se apoyó más en la grasa corporal.

De modo que al final del día y de tu semana lo que te va a ayudar a quemar la grasa es el déficit de calorías que lograste. Oxidar la grasa es cuando tu cuerpo utiliza la grasa como gasolina, la pérdida final es cuando ella ya no está en tu cuerpo, adelgazaste. Recuerda que lo que más impacto tiene es lo que puedas mantener a largo plazo, y que Oxidación de grasa vs. pérdida de grasa no es lo mismo.