Hay personas que toleran superbien los lácteos y está bien, solo es cuestión de controlar la cantidad y elegir uno adecuado. Pueden consumir los orgánicos, son fuentes de proteína así que son válidos siempre y cuando la lactosa no sea un problema en tu dieta. Pueden consumir los orgánicos, son fuentes de proteína así que son válidos siempre y cuando la lactosa no sea un problema en tu dieta. No satanices los lácteos aprende a comerlos

Hay que tener sí un poco de cuidado con los que son totalmente descremados, porque cuando baja la cantidad de grasa significativamente en un lácteo, normalmente incrementa la lactosa por una cuestión de balancear sabor y experiencia a la hora de comer. Lo mismo pasa con la leche, a veces es mejor una semidescremada, al comprar full fat te metes en problemas con las calorías, entonces es cuestión de saber qué te hace mejor e irlo incluyendo.

Los lácteos siempre despiertan mucha controversia. Algunos dicen que los lácteos pasteurizados bajos en grasa son saludables y que deberían ser consumidos dos o tres veces al día, mientras que otros dicen que los lácteos crudos y altos en grasas son beneficiosos. Y otros insisten en que no deben consumirse del todo, pero en este ámbito no hay verdades absolutas, hasta que tu organismo te da el camino que debes seguir según su tolerancia a estos alimentos y el balance que hay que crear entre ellos.

Alrededor del 60% de las personas en todo el mundo son, aunque sea un poco, intolerantes a la lactosa y por eso hay que cuidar su consumo y que no sea un fijo en tu dieta a diario. Tampoco es que tomarse de vez en cuando una taza de leche te va a afectar negativamente, a todos nos provoca de vez en cuando un buen café con leche o un helado, sólo es cuestión de proporciones y frecuencia. Pueden consumir los orgánicos, son fuentes de proteína así que son válidos siempre y cuando la lactosa no sea un problema en tu dieta. No satanices los lácteos aprende a comerlos

¿Alternativa? Leche de almendras. A diferencia de la leche de vaca, la de almendras tiene un efecto alcalino, mejora tu salud, en una taza de leche de almendra hay 30-40 calorías y 0 azúcar vs. 90 que tiene la leche descremada y 12 gr de azúcar.