Muchas personas le tienen terror a los carbohidratos porque creen que son los que les hacen engordar, pero la verdad es que los carbohidratos no engordan, lo que engorda es el exceso, el hecho de no saber cómo y cuándo consumirlos. Les explico algo, así como un carro necesita gasolina para poder andar, nuestro cuerpo necesita carbohidratos para poder funcionar, y es que este macronutriente es la principal fuente de energía de nuestro organismo, ¡es su combustible! así que no elimines los carbohidratos.

Entre las principales funciones de los carbohidratos están: ayudar a mantener el correcto funcionamiento del sistema nervioso central, de los riñones, del cerebro y  de los músculos, incluyendo al corazón. Entonces, si queremos llevar un estilo de vida saludable, eliminar los carbohidratos de nuestra dieta no es la mejor decisión que podemos tomar.

Ahora, lo que sí debemos hacer es aprender a escoger las mejores fuentes de carbohidratos, es decir, aquellos que son realmente de calidad. Ya les he explicado que existen dos tipos, los simples y los complejos, y que lo ideal es que optemos siempre por los segundos, pues estos son de lenta absorción, aportan energía sostenida, no exigen respuestas de insulina elevadas y aportan muchos más nutrientes y vitaminas. Algunos ejemplos de carbohidratos complejos son: los granos enteros, la avena, el centeno, la cebada, la harina de maíz, el arroz integral, la quínoa, las legumbres, el pan integral, etc. Con esto no quiero decir que no pueden comer frutas, que son carbohidratos simples; por el contrario, las frutas son buenísimas, pero hay que saber consumirlas.

Así que, si alguna vez pensaron en dejar de lado los carbohidratos porque quieren tener un cuerpo escultural y creen que comiendo ese tipo de alimentos no va a ser posible, pues déjenme decirles que no es una buena idea.

No es recomendable que excluyan ningún macronutriente de su dieta porque son esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Lo que deben hacer es aprender a medir las cantidades, cuidar las porciones y saber cuándo es el mejor momento para comerlos, así que no elimines los carbohidratos.