La avena es uno de los cereales más completos y saludables que existen. Aporta muchísima energía, vitaminas, así como también hierro, magnesio y cobre. No dejes la avena por fuera.

Muchos se preguntarán por qué la como tanto y la recomiendo para un estilo de vida saludable. La avena es “superpoderosa”, contiene una gran cantidad de fibra que ayuda a saciar el hambre mucho más rápido y por mucho más tiempo. A diferencia de las harinas refinadas, es un alimento de bajo índice glicémico, es decir, que es un carbohidrato de absorción lenta.

La fibra que tiene es beneficiosa para las personas con diabetes porque favorece su digestión y estabiliza los niveles de azúcar, sobre todo después de comer. También, evita el estreñimiento y a la vez disminuye su capacidad tóxica.

Lo que más me gusta de la avena es que es el cereal que contiene más proteína, esto significa que ayuda muchísimo con la producción de tejido nuevo en el organismo. Es una fuente de grasas insaturadas, contiene omega 6 que ayuda a disminuir el colesterol malo.

Aparte de todos los beneficios que les comenté, tiene como plus que previene el hipotiroidismo por su contenido en yodo, un mineral que hace funcionar de forma correcta la tiroides. Además, tiene niveles de calcio que ayuda a combatir enfermedades en los huesos, de modo que si entendiste bien esta información, no dejes la avena por fuera.