Muchos creen que al cardio en ayunas es un paso fundamental en la pérdida de grasa corporal, pero si no se tiene cuidado puede ser perjudicial para el cuerpo.

La razón principal por la cual el cardio antes de comer en la mañana ayuda a perder grasa es porque al despertarte tus niveles de glucosa e insulina en la sangre son bajos (en presencia de insulina es más difícil quemar grasa). Como el cuerpo le da prioridad a la grasa por sobre cualquier otra fuente de energía (ya que es la que evitará que mueras en el caso de una hambruna extrema hipotética), el consumir cualquier alimento hará que tu cuerpo lo utilice de fuente de energía antes que los depósitos de grasa.

Ahora, cuando hagas cardio sin haber comido ten en cuenta lo siguiente:

  • Si tienes resistencia a la insulina o eres hipertenso debes suspender esta actividad porque podría ser peligrosa y traerte problemas severos de salud.
  • El cardio en ayunas es solo para antes de ejercitarte. Asegúrate de comer una vez hayas finalizado, preferiblemente un carbohidrato complejo de bajo índice glicémico y proteína.
  • No esperes más de 15 min desde el momento que despiertas para hacer la rutina de cardio.
  • Tampoco lo hagas con una intensidad elevada, ya que tu cuerpo podría responder negativamente a la dinámica. Preferiblemente que dure 40 min, no más, y que puedas mantener una conversación mientras te ejercitas.
  • Cardio no es igual al trabajo de fuerzas. Nunca debes entrenar con pesas en ayunas porque el cuerpo necesita una alta cantidad de energía. Para entrenar de esta forma debes comer antes proteína y carbohidratos.
  • Si está afectando tu rutina de manera negativa y te está trayendo efectos perjudiciales, ¡no sigas! Cada cuerpo es diferente y aguanta solo lo que puede aguantar. Observa cómo responde al entrenamiento para que lo adecúes a ti de modo correcto.

Ciertamente, es una actividad que trae beneficios, pero que hay que ser cuidadosos al recurrir a ella. Lo bueno es que hay libros como “Los secretos de @SaschaFitness” que te pueden ayudar a manejar tu vida saludable de forma adecuada.