La diabetes se da cuando el páncreas no es capaz de producir suficiente insulina o cuando tu cuerpo no responde adecuadamente a esta insulina producida. Esta situación resulta en niveles altos de azúcar en sangre que se mantienen y son dañinos para la salud. Una pieza clave para manejar esta condición de la manera correcta es nuestra DIETA o lo que comemos a diario.

Los diabéticos no deben seguir una dieta particular, restrictiva, muy diferente a la de los demás. Con una dieta saludable basta, es decir, los alimentos correctos en cantidades moderadas.

*Frutas y Vegetales: muy recomendadas en esta condición ya que aportan fibra, vitaminas y minerales. Según el National Diabetes Education Program, los diabéticos que consuman 2000 calorías al día deberían tomar 2 tazas de fruta al día. Los vegetales mas recomendados son los de hoja verde oscura como la espinaca, brócoli y el kale, así como las naranjas, batatas, calabazas y zanahorias, ya que aportan muchas vitaminas importantes. Los granos también ocupan un lugar importante en la dieta del diabético.

*Grasas saludables: la grasa es importantísima para el funcionamiento correcto del cuerpo, sin embargo, en caso de diabetes, es mejor mantener esta ingesta en 30% o menos, del total de calorías diarias consumidas. Evitar: frituras, mayonesa, lácteos completos, y controlar la cantidad yemas consumidas a la semana.

*Granos y otras fuentes de carbohidrato: los carbohidratos tienen un efecto directo en el nivel de glucosa sanguínea, por esto, si descubres que tus niveles están altos, necesitarás controlar las cantidades. El origen del carbohidrato, así como la cantidad que consumas del mismo, son igual de importantes. Los más saludables son: frutas, vegetales y granos. El National Diabetes Education Program recomienda que todos los granos a consumir sean enteros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*Imagen destacada cortesía de: pixabay.com