Esa preocupación o miedo intenso que te da ante cualquier situación de la vida diaria de forma continua y excesiva es a lo que llamamos ansiedad. Puede nacer de cosas estresantes como multitudes o pruebas, e incluso sentimientos. Muchos dicen que tiene que ver con vivir excesivamente en el futuro. Lo importante es que la ansiedad es conocida como una de las causas del consumo descontrolado de alimentos, especialmente los altos en grasas y calorías.

Lamentablemente, cuando se quiere perder grasa se deben reducir las calorías y controlar los carbohidratos, factor que genera automáticamente un incremento en los niveles de ansiedad. Es normal y natural.

Lo importante es tener una buena estrategia para combatirla y aunque no a todos les va a funcionar lo mismo, hay muchas formas para escoger la que más se adecúe a ti.

¿Cómo combatirla?

  • Una manera de controlar la ansiedad es mascando chicle, preferiblemente sin azúcar para que no afecte tu consumo calórico. Combate el estrés y los nervios porque al masticarlo se reducen los niveles de cortisol (hormona que genera el estrés), además que envía señales de saciedad al cerebro calmando las ganas de comer. Incluso, se logran quemar de 8 a 12 calorías extras sólo por masticar chicle, que, aunque no es gran cosa, es un buen motivador. No obstante, puede entorpecer el proceso de respiración durante el entrenamiento y reducir el consumo de agua así que no es recomendable en el gimnasio.
  • La actividad física también puede influir positivamente en el control de la ansiedad al ser la causa de la liberación de hasta 50 hormonas, como la serotonina y las endorfinas, trayendo muchísimos beneficios al cuerpo y llevándolo a un estado de relajación y plenitud.
  • El dormir bien también controla los niveles de ansiedad.
  • Evitar la cafeína, el alcohol y la nicotina pueden disminuir muchísimo sus niveles.
  • Siempre es bueno tener un grupo de apoyo o espacio de exposición emocional (ya sean amigos o no) ya que, como somos seres sociales, el relacionarnos con otros desde un nivel emocional nos permite sentirnos escuchados y comprendidos reduciendo los niveles de ansiedad y a trabajarla (sobre todo si es social).

La ansiedad podrá ser un enemigo para muchos, pero el primer paso para combatirla es hacer cambios a tu rutina diaria (incluso si es una rutina saludable). De esta forma, te asegurarás de no hacer trampa y consumir cosas perjudiciales para la salud.