Cada vez que entrenamos aportamos al músculo el estímulo necesario para desarrollarse, pero eso es solo una parte del proceso, después viene la recuperación que es el momento más importante para la recuperación del músculo y se empiece a desarrollar la masa muscular, en dos platos, comer después de entrenar es una de las cosas más importantes cuando se trabaja en un cuerpo  fitness.

Para realizar una buena rutina en el gym debemos de comer antes para no sentir fatiga y después para recuperar las energías gastadas, lo recomendables es comer entre 30 y 60 minutos después de entrenar. Si vas a entrenar en la mañana es necesario que desayunes siempre. Muchas veces comenten el  error de saltarse las comidas y esto los hacen más propensos a no rendir en el entrenamiento, marearse, perder masa muscular, entre otras cosas.

Las mejores opciones siempre son las frutas, para antes del entrenamiento son ideales los cítrico o carbohidratos de bajo índice glicémico como las mandarinas, naranjas, toronja, avena, etc. Para después del ejercicio para recuperar la glucosa en la sangre se debe consumir carbohidratos de alto índice glicémico como el cambur o banana, la piña, lechosa, mango, uvas, pasas. También es una buena opción agregar  frutos secos como el maní, las nueces, avellanas, merey que tienen muchísimos proteínas y grasas buenas.

Al entrenar nuestro cuerpo pierde líquido, minerales y electrolitos por eso es tan fundamental reponerlos. Por otra parte si queremos ganar masa muscular debemos ingerir alimentos altos en proteínas. Si lo que buscas es perder peso y quemar grasa solo es importante beber liquido en abundancia y consumir proteínas y carbohidratos no pasada la hora después del ejercicio.

El pre y post entrenamiento son los momentos claves en nuestra dieta. Todos tenemos un objetivo por el cual entrenamos y dependiendo de ese llevaremos la alimentación y las rutinas adecuadas.