Por acá les dejo una rutina de intervalos que es buenísima para quemar bastantes calorías. Lo que tienen que hacer es alternar 2 minutos de caminata con 1 minuto de trote, hasta completar un total de ½ hora. Claro que la cosa tampoco es tan fácil, esto lo haremos con algo de inclinación para que el esfuerzo sea mayor y el trabajo sea más efectivo.

-Comienza caminando durante 2 minutos con inclinación en 3.

-Trota/corre durante 1 minuto con inclinación en 8.

-Camina durante 2 minutos con inclinación en 15.

-Trota/corre durante 1 minuto con inclinación en 8.

-Camina durante 2 minutos con inclinación en 15.

-Trota/corre durante 1 minuto con inclinación en 8.

-Camina durante 2 minutos con inclinación en 15.

-Trota/corre durante 1 minuto con inclinación en 8.

Y así sucesivamente hasta llegar a los 30 minutos de entrenamiento.

Lo que me encanta de los intervalos es que hacen que se segregue más adrenalina, y esta hormona aumenta el flujo sanguíneo a los músculos, lo que ayuda a movilizar la grasa subcutánea para que sea oxidada como fuente de energía, es decir, ¡te ayuda a quemar grasa! Solo procura no hacer este tipo de entrenamiento todos los días, porque podrías lesionarte. Con que entrenes de esta forma 2 o 3 veces a la semana es más que suficiente, y el resto de los días puedes variar el entrenamiento incluyendo cardiovascular constante.

No olvides hidratarte bien, antes y después de hacer esta rutina.