Si en 2019 prometiste ser más cuidadoso con tu alimentación, aplicarte más con el tema del ejercicio, ser más disciplinado con tus actitudes ante los cambios y lo conseguiste, te felicito, conviértete en un ejemplo ¡Eres fit! Muéstrales cómo, reconoce tus logros anuales y conviértete en un multiplicador de buenas energías en este Nuevo Año, para que así se unan muchas más personas a este estilo de vida saludable.

Decidiste usar tu apariencia física como “una” de tus fuentes de motivación para concretar el año anterior ese deseo reprimido de crecer y lo conseguiste. ¿No te parece maravilloso? Reconoce tu valentía y coraje, son tus logros más preciados. Te costó ser fit, pero nunca te rendiste y lo lograste. Ahora múestrales cómo se hace.

Hoy, sano y en condiciones óptimas, puedes medir tus resultados en dos grandes áreas, lo suficientemente poderosas para agradecer y pregonarlas:

  • Salud: te sientes más libre al saber que si vas al médico todo está en orden. Tu presión arterial y tu corazón están saludables, y lo reconoces cuando subes las escaleras y no te cansas, o cuando notas que ahora te enfermas menos.
  • Felicidad: tienes buena autoestima porque hiciste las paces con tu genética y ahora te sientes a gusto con lo que eres, más confiado, y todos lo notan.

Mantén esa energía al tope en este mes donde todos están tratando de trazar un plan de acción. Estás saludable, has alcanzado tus metas de una manera equilibrada y responsable y ahora tienes una buena relación con tu cuerpo, que te hace vibrar en positivo y dejar fuera la negatividad y el pesimismo para siempre. ¡Eres fit! muéstrales cómo se hace.