¿Cuántas veces no lo hemos escuchado? Hoy debe ser el día internacional del “Empiezo el lunes, esta vez sí”, y la verdad es que tienes que llevar a cabo una serie de acciones más allá de esta. Primero proponte metas cuantificables y medibles, visualiza lo que quieres, haz listas, anota esas banderas rojas que te frenan, ve cambiando poco a poco, un hábito se forman  en 21 días, dale tiempo al cuerpo y a tu mente a que se acostumbre a los nuevos cambios.

“Empiezo el lunes, esta vez sí”, comencemos por: Llevar un diario de alimentos te permite identificar tu comportamiento frente a la comida, tus patrones, las horas a las que más te da ansiedad. Limpia tu despensa/nevera y elimina cualquier cosa que sea un detonante, cualquier cosa que te vaya a tentar.

Llena tu nevera de vegetales, esta debe ser la fuente de carbohidrato más abundante en tu alimentación, puedes comerlas a cualquier hora, compra frutas, consúmelas en la mañana también son una fuente de carbohidrato de calidad, desayuna con ellas o avena, incluye en el almuerzo una porción de batata, arroz integral, plátano o granos, elige uno, de 1/3 a 1 taza, del tamaño de tu puño cerrado, incluye proteínas magras en cada comida, del tamaño de la palma de tu mano, merienda con frutos secos, sólo un puñado que equivale a un cuarto de taza, incluye 100 gr. de aguacate, o 1 cucharada de aceite de oliva en tus cenas con muchos vegetales y proteína, toma mucha agua.

En lugar de hacer tres comidas grandes haz cinco comidas más pequeñas o seis, cada tres horas, esto mantiene  el apetito bajo control. La grelina que es la hormona que envía señales al cerebro y hace comer más, se eleva cada cuatro horas, cuando comes cada tres horas la mantienes a raya, al mismo tiempo mantienes más estables los niveles de glucosa en sangre y segregas menos insulina, siempre vas a segregar más insulina si la comida es muy grande. Estos son trucos y pequeños ajustes que te ayudan a perder más grasa sin darte cuenta.

No se trata de restringirte sino de ser inteligente. Haz una comida trampa a la semana si quieres perder grasa y dos si quieres mantenerte, nunca dos días seguidos, en esa comida te das tu buen gusto, lo que sea, haz ejercicio ese día y el día después, y come muy sano y limpio toda la semana. Así logras un equilibrio, mantener el metabolismo acelerado y la ansiedad bajo control.

Disminuye las bebidas alcohólicas porque ellas engordan muchísimo, si vas a hacer comida trampa no tomes alcohol, o pecas tomando o pecas comiendo.

Y por supuesto haz ejercicio la mayoría de los días, cardiovascular cinco o seis veces a la semana, después de las pesas, algo que te rete y que eleve considerablemente  pulsaciones cardiacas por máximo 45 minutos, te ayudará a quemar muchas calorías y grasa, haz pesas, ejercicio de fuerza, por lo menos 4 veces a la semana, así fortaleces músculos, moldeas tu cuerpo aceleras mucho el metabolismo, verás como tu cuerpo funcionará mucho mejor y ¡verás cambios cuando menos lo imagines! Entonces, “Empiezo el lunes, esta vez sí”, ¿de verdad?