Probablemente estés frente a uno de tus grandes aliados para comenzar una dieta saludable y no lo sabías, pero llegó el momento de descubrirlo a través de esta publicación, así que anota. El superpoder del salmón radica en su alto contenido de grasas buenas y omega 3, que aportan grandes cantidades de nutrientes, fibras y otros beneficios que tu cuerpo necesita, en consonancia con una rutina de ejercicios, para optimizar las diversas funciones de tu organismo.

El salmón tiene el poder de reducir el colesterol malo, mejorar el estado de ánimo, reducir el estrés y ayudar con la perder grasa. Además, regula la insulina y reduce ampliamente las ganas de comer fuera de los horarios.

Luego de reconocer cómo funciona este pescado en nuestro organismo, lo que nos aporta y cómo nos ayuda para estar en forma, te invito a revisar en este momento algunas recetas a base de este alimento superpoderoso, que por si fuera poco también mejora la apariencia del cabello y la piel. ¡Fabuloso!

Solo debes controlar las porciones que comes de él, porque es alto en calorías y ya sabemos lo que esto implica en la dieta saludable. Para las mujeres, de 100 a 120 gramos, y para los hombres, entre 150 y 200, segmentada en 2 g por kilogramo por semana. Es decir, si haces cinco comidas al día, puedes incluir el salmón en al menos una de ellas.

Esta proteína es capaz de mejorar la composición corporal por varias razones. Cuando comes salmón se incrementa el gasto energético, puesto que al incorporar cada aminoácido de su contenido en el tejido magro; el cuerpo va quemado más calorías que si hubiera comido la misma cantidad de grasas o carbohidratos en el día, y qué bueno.

Por eso, uno de los beneficios importantes de este plato es que reduce el apetito, ya que apenas comes proteína los péptidos intestinales envían mensajes de satisfacción al cerebro, algo que está directamente relacionado con la respuesta hormonal que genera. Además de comerlo fresco, otras técnicas como ahumarlo o salarlo se han usado para preservar la esencia de este pescado, que bien puedes acompañar con una porción de quinoa a la hora de almorzar. Así que no olvides el superpoder del salmón y conviértelo en tu aliado dentro del menú balanceado que establezcas para lograr tus objetivos.