La pelota suiza o fitball es uno de los implementos que más me gusta incorporar en mi rutina de abdominales, porque me permite hacer los clásicos ejercicios de core de una manera mucho más divertida, así no me aburro y hago mis abdominales con bastantes ganas.

Entrenar con la pelota suiza ayuda muchísimo a mejorar el equilibrio, la coordinación y la postura, e implica un trabajo muscular más profundo en el área abdominal, pues los músculos de esta zona se ven obligados a trabajar mucho más duro para mantener el cuerpo en equilibrio. Además, entrenar con este implemento es menos incómodo y más entretenido que hacer ejercicio acostado sobre el suelo (al menos eso creo yo).

Algunos ejercicios de abdominales que puedes hacer con el balón o pelota suiza son:

-Rodillas al pecho con pelota suiza: En este ejercicio debes apoyar los tobillos sobre la pelota y colocar las palmas de la mano en el suelo, formando una línea con el cuerpo desde la cabeza hasta los talones (esta postura es muy parecida a la posición inicial de una plancha). Inhala y contrae el abdomen, y lleva las rodillas al pecho Ejercicios abdominales con pelota suiza - www.saschafitness.comhaciendo rodar la pelota hacia tus manos. Cuando estés haciendo el ejercicio, levanto un poco los glúteos para obtener mejores resultados. Exhala y vuelve a la posición inicial sin dejar caer la pelvis.

-Plancha con pelota suiza: La plancha es uno de los ejercicios que nunca falta en mi rutina de abdominales, pues no solo trabaja el transverso abdominal, que es como nuestro corsé interno, sino que además trabaja brazos, piernas y espalda. Este ejercicio es muy parecido a la plancha original, con la diferencia de que tu pies deben estar apoyados sobre la pelota. Al lograr la posición, trata de sostenerla durante 30 o 60 segundos.

Crunch en pelota suiza: Para hacer este ejercicio, apoya la espalda en la pelota, excepto la cabeza y la columna dorsal. Debes mantener los pies apoyados en el suelo, las rodillas flexionadas a 90° y las manos detrás y a los lados de la cabeza. Inhala y mientras inicias el encogimiento abdominal para elevar el torso contrayendo los músculos del abdomen, exhala el aire y regresa a la posición inicial. Trata de imaginar que quieres pegar tu ombligo a la columna, y mantén siempre el abdomen contraído, no lo relajes hasta que termines el ejercicio

sascha abs

Imágenes vía glamour