Practicar ejercicio de manera excesiva puede provocar lesiones. Muchos piensan que descansar no ayuda a perder grasa, sino acumularla y esto es falso. Para que los músculos realicen su trabajo y se quemen calorías, es necesario que descansen.

Es ideal que los músculos descansen dos veces por semana, de esta manera se regeneran y la próxima rutina será más fácil de cumplir. Es nocivo para la salud que los músculos estén en constante tensión (esto es lo que sucede cuando se entrena), porque en vez de perder más kilos, puede provocar lesiones o daños a nuestra salud.

El descanso es parte fundamental del ejercicio y de llevar una vida saludable. Permite recomponer y aumentar el volumen muscular, así como su fuerza. Cuando un músculo está sobreentrenado conseguimos el efecto contrario al que buscamos cuando hacemos ejercicio, ya que no rendiremos de manera adecuada y no se logrará avanzar.

Para alcanzar los resultados es importante dejar descansar nuestros músculos. Las personas que hacen ejercicio todos los días terminan por desgastar sus músculos y no ven efectos nuevos en su cuerpo. Es importante cumplir con un día de descanso y no trabajar más de 2 o 3 veces a la semana el mismo músculo. Y la necesidad de hacer descansos en el deporte, no solo se debe generar al finalizar el esfuerzo físico, sino también durante la actividad física.

No te olvides de lo más importante: dormir 7 u 8 horas todas las noches.