No, no estoy loca, ¡se puede desayunar helado! Esta receta es genial porque combina carbohidratos, proteínas y grasas, todo lo que tu cuerpo necesita, y el sabor y la consistencia son iguales a las de un helado supercremoso y delicioso.

Ingredientes:

-1 banana/cambur grande congelada y picada.

-1 medida de mi Isolate Whey Protein de mantequilla de maní o del sabor o la marca que tengas.

-1 cda. de 15 mililitros de mantequilla de maní natural.

-Canela.

-1 cda. o 2 de leche vegetal.

Preparación:

-Coloca todos los ingredientes en un procesador y mezcla hasta que se hayan integrado y obtengas una consistencia cremosa. ¡Listo! Ya tienes un helado fit para el desayuno.

Congelar la fruta es una técnica superpráctica, sobre todo si quieres hacer un batido y que te quede espeso sin que se ponga aguado. Puedes congelar la fruta que quieras y utilizarla en lugar de hielo.