Últimamente se ha iniciado una discusión sobre si suprimir el consumo de gluten es beneficioso para el organismo de una persona sin problemas de tolerancia o sin padecimiento celíaco. La cuestión es que el gluten se encuentra en alimentos de la dieta común: trigo, centeno, cebada, avena, e incluso aderezos, por lo que puede resultar muy difícil dejarlo por completo.

Hay quienes experimentan molestias gastrointestinales como inflamación, gases o retención de líquido luego de consumir alimentos con gluten, pero otros lo suprimen como una medida de pérdida de peso. A ambos les sugiero que minimicen el consumo de productos comerciales e intenten irse por la opción más natural y menos procesada, que por lo general será la más hipoalergénica. No crean que porque un producto comercial indica que es “libre de gluten” esto lo hace más light o balanceado: por lo general el retiro de esta proteína implica un incremento en el uso de azúcar o grasa.

Algunos alimentos naturales que puedes consumir y que no contienen gluten son la batata, la quínoa, el arroz integral, los granos, las frutas y algunas avenas, solo debes ser creativo y preparar recetas saludables con estos alimentos. Aquí en mi página web puedes encontrar algunas de ellas.

Entonces, en pocas palabras, no es necesario que evites el gluten a menos que seas intolerante a él.