Hoy en día hay mucho que entender para mantener nuestro tejido mamario supersaludable, y por eso hoy responderemos la interrogante acerca de ¿Cómo aumentar tu salud mamaria y prevenir el cáncer?

Uno de los factores clave es mantener en equilibrio nuestras hormonas, pues el exceso de estrógeno es un factor de riesgo. Para que el estrógeno pueda metabolizarse y eliminarse de manera eficiente, debemos apoyar nuestro hígado, el principal órgano que interviene en el proceso de desintoxicación.

¿Cómo podemos apoyar este proceso?

Primero. Debemos alejarnos de los anticonceptivos o terapia de reemplazo hormonal, así como los xenoestrógenos o químicos que nos aplicamos en la piel.

Segundo. Debemos cuidar muy bien lo que ingerimos. Evitar el alcohol. Hay estudios que vinculan la ingesta del café con enfermedad fibroquística y del alcohol con enfermedad fibroquística y cáncer de mama. La OMS (Organización Mundial de la Salud) sugiere 1 copa de 100 ml de vino 2 veces a la semana en días espaciados; sin embargo, las investigaciones sugieren que si tienes antecedentes familiares de cáncer de mama, no hay nivel seguro de alcohol que valga y lo mejor es evitarlo. Esto es superimportante saberlo, pues muchas mujeres toman vino como costumbre.

Por otro lado, el té verde protege contra varios cánceres, incluido el de mama.

Tercero. Debemos mantener la insulina a raya, y esto lo hacemos controlando y eligiendo bien los carbohidratos. La insulina es una hormona que actúa como factor de crecimiento. Estimula las células normales a crecer, así como también las células precancerígenas y cancerígenas. Lo mejor es eliminar los azúcares y ultraprocesados, y elegir carbohidratos complejos, ricos en fibra. Nunca comas solo carbohidratos. Acompáñalos con proteínas y grasas buenas.

Cuarto. Evitar los lácteos, porque tienen factores de crecimiento naturalmente. Están diseñados para hacer crecer a un becerro de 40 kg y convertirlo en uno de 1000 kg. Mejor opta por leche de cabra u oveja cuyos factores de crecimiento no son tan acelerados o, mejor aún, por leches vegetales.

Te dejo algunos nutrientes necesarios para prevenir el cáncer:

  • Aumenta la ingesta de grasas buenas (linaza, nueces, salmón, aguacate, etc.) y supleméntate con Omega 3, aceite de Onagra (evening primrose oil), ya que es difícil obtener la dosis adecuada de estas grasas a través de la dieta.
  • El magnesio y selenio han demostrado reducir la incidencia de cáncer de mama. Son nutrientes necesarios para muchas funciones bioquímicas. Suplementarse es lo mejor. También puedes obtenerlo de hojas verdes y nueces de Brasil (altas en selenio) si las consumes a diario.
  • Vitamina C, indispensable para nuestro sistema inmune.
  • Vitamina B6 también interviene en la salud mamaria. La encuentras en bananas, aguacates y huevos.

¿Cómo aumentar tu salud mamaria y prevenir el cáncer? Toma en consideración todos estos consejos y te aseguro que estarás luchando contra el cáncer de mama.

Para estos y otros consejos, pueden seguirme a través de @dra.salud en Instagram.