Esta es mi forma preferida de prepararme la proteína de caramelo, ¡con café! es un Caramel Frappuccino. Le da un toque increíble y sabe como un frappuccino de Starbucks pero sin el azúcar y con proteína!

Necesitas:

1/2 taza de café frío.
1/2 taza de leche de almendras.
1 scoop de mi proteína de caramelo.
1 cucharadita de café instantáneo si te gusta extra fuerte, yo le agrego un poquito de edulcorante porque soy súper dulcera pero creo que la mayoría de la gente no la necesita. La proteína endulza.
Hielo al gusto.

Mi proteína es buenísima no solo para la masa muscular y composición corporal sino también para controlar apetito y disminuir las ganas de comer dulce, satisface pero no te inflama y te cae muy bien a nivel digestivo. Es proteína de la mejor calidad, es la proteína con mejor valor biológico es decir con la cantidad y calidad de aminoácidos esenciales y con eficiencia en su absorción, viene de vacas que solo fueron alimentadas con pasto, libres de antibióticos ni hormonas, es totalmente aislada e hidrolizada, esto la hace hipoalergénica, sin trazas de lactosa, cero grasa, sin azúcar, solo 110 calorías por servicio y 25 g de proteína, endulzada solo con Stevia.
.
Puedes tomar este Caramel Frappuccino como merienda, antes o después de entrenar, puedes también utilizarla para romper el ayuno y es súper eficiente porque llega directo a los músculos a detener catabolismo muscular por ayuno prolongado.