El calentamiento y estiramiento son partes vitales en una rutina de entrenamiento por demasiadas razones y muchas personas las dan por sentado.

El calentamiento es una parte esencial de tu entrenamiento, es la clave para mantenerte ágil y flexible. Activan tu sistema nervioso; preparan tus músculos, aumentan el suministro de sangre, oxígeno y nutrientes a los músculos. Los músculos fríos son más susceptibles a las lesiones.

Ahora, con los estiramientos es distinto, Los típicos estiramientos estáticos donde aguantas la posición por varios segundos deben hacerse después, no antes de entrenar porque te hace más propenso a lesiones y tu fuerza disminuye. Los estiramientos que podrías hacer antes de entrenar son los dinámicos.

Los dinámicos son activos, así que en lugar de sentarte y jalar o empujar piernas y brazos por varios segundos, estás sencillamente en constante movimiento. Ellos ayudan a que tu cuerpo mantenga una temperatura más elevada y prepara a tus músculos para los ejercicios, más flexibilidad y mejor rango de movimiento.

Los estiramientos estáticos que se hacen después también son muy beneficiosos, es mejor hacerlo después del entrenamiento porque tus músculos están en caliente y la circulación es mejor.

Cuando entrenas, el ácido láctico satura tus músculos, esto te lleva a dolor y fatiga muscular momentánea, estirar luego de entrenar reduce este dolor. Imagina que tu músculo es un trapo cargado de agua, siendo el agua el ácido láctico, cuando estiras es como si exprimes ese trapo. Los estiramientos también ayudan a que tus músculos se recuperen más rápido luego de un entrenamiento intenso. Cuando estiras después de entrenar es menos probable que te lesiones en tu próximo entrenamiento porque tus músculos están en mejor estado.

Estirarte también tiene beneficios psicológicos, mientras lo haces le das chance a tu mente para que se conecte con las sensaciones de tu cuerpo, respiras durante el estiramiento y tienes que prestarle atención a las molestias que puedes tener, hay una mejor conexión entre la mente y el cuerpo que es importante para relajarte y disminuir el estrés, un buen estiramiento calma la mente.

Por eso agrega una buena rutina de calentamiento y estiramiento para que tu entrenamiento sea más óptimo.