Las glándulas suprarrenales son las glándulas endocrinas ubicadas encima de los riñones. Producen hormonas esenciales para la vida. La médula produce adrenalina y noradrenalina. La corteza suprarrenal produce aldosterona (cuya función es eliminar sodio y potasio por la orina); produce cortisol, el cual regula otras hormonas, equilibra el metabolismo y administra la función inmune.  También sintetiza pequeñas cantidades de estrógenos y testosterona.

El estrés crónico, como el incurrido por el consumo diario de cafeína, crea una situación de altos niveles sostenidos de cortisol.

La cafeína activa al sistema nervioso simpático aumentando la actividad del sistema de respuesta al estrés, al igual que el estrés. y así como ayuda a que estemos alerta , también impide que nos relajemos . La cafeína estimula las glándulas suprarrenales para aumentar la liberación de cortisol, elevándose la frecuencia cardíaca y la presión arterial, preparando el cuerpo para la respuesta de “lucha o huida”, tal como lo hace ante una situación de stress.

Además, la glucosa, liberada del hígado, aumenta con el uso de cafeína. Esta glucosa liberada te dará un pico de azúcar seguida de una bajada súbita lo que resulta en los antojos de más cafeína o azúcar, evitando a su vez que tu cuerpo utilice la grasa como energía. Los  altos y bajos del azúcar aumentan el estrés en las glándulas suprarrenales

El beber 3 o más tazas de café a diario, te dará energía a corto plazo y fatiga a largo plazo.

Una vez que las glándulas suprarrenales son provocadas a liberar cortisol  una y otra vez, se produce una disminución de la resistencia al estrés. Este constante estado de emergencia agota las reservas suprarrenales, obligando a las glándulas suprarrenales a niveles de supervivencia sólo en la producción de cortisol.

Cuando las glándulas suprarrenales están cansadas, el cuerpo puede experimentar una serie de síntomas:

-Fatiga o cansancio.

-Insomnio.

-Baja tolerancia al stress. Te vuelves irritable.

– Antojos por la sal.

– Humor excesivo luego de comer carbohidratos como pasta, pan y azúcar.

– Hipoglicemia.

-Infecciones Crónicas.

-Enfermedad fibroquística mamaria.

-Disminución de la líbido.

-Sudoración Excesiva.

-Problemas tiroideos.

-Círculos oscuros debajo de los ojos (ojeras).

-Espasmos musculares.

-Piel seca o con hiperpigmentación.

-Mareos.

-Sensibilidad a la luz o dificultad para ver por la noche.

– Tendencia a asustarse fácilmente.

Si sospechas que podrías tener fatiga de las glándulas suprarrenales sigue estas recomendaciones.:

  • Duerme adecuadamente. Lo que significa tomarte tus 8 horas de sueño y hacer de esto tu prioridad. Tus Glándulas Suprarrenales necesitan descansar.
  • Elimina el azúcar y los alimentos procesados. Todo esto es simplemente basura para tu orgnismo.
  • Come alimentos completos y naturales.
  • Reduce el café a una sóla taza al día y toma abundante agua todos los días.

Las glándulas suprarrenales son la clave para un sistema inmunológico saludable y la función tiroidea adecuada.