En honor al Día Mundial de la lucha contra el cáncer de mama,  estos son los alimentos naturales pueden ayudar a prevenirlo:

1. Linaza: Ya sea molida o en aceite de linaza. Los omega-3, lignanos y fibra que se encuentran en la linaza forman un escudo protector contra las células cancerosas responsables de causar cáncer de mama. Agrega linaza a tu avena cocida, batidos y panquecas.

2. Granada: Super recomendable para prevenir cáncer de seno. Contiene un ácido elágico polifenol, con propiedades antioxidantes que impiden el crecimiento del cáncer.

3. Las nueces del Brasil: Altísimas en selenio, fibra y fitoquímicos, las nueces de Brasil pueden ayudar a combatir la inflamación, mejorar el sistema inmunológico y prevenir el crecimiento del tumor.

4. Vegetales de hojas de color verde oscuro: Desde espinaca, col rizada (kale), lechuga romana y acelgas, las verduras de hoja verde oscuro, probablemente se consideran una de las verduras con más componentes que nuestro cuerpo necesita para defenderse de las células cancerosas, es decir, fibra, vitamina B, fitoquímicos , clorofila, etc. Así que a comer muuucha mata.

5. Brócoli y vegetales crucíferos: como coles de bruselas y coliflor. Altos en sulforafano. Evita que ciertas enzimas activen los agentes causantes del cáncer en el cuerpo y aumenta la producción en el cuerpo de otras enzimas que eliminan los carcinógenos del sistema antes de que puedan dañar las células.

6. Ajo: Además de aportar mucho sabor a la comida, el ajo y otras verduras similares como cebolla , cebollín y ajo porro/puerro, contienen un componente que pueden frenar el crecimiento del tumor y prevenir el riesgo de cáncer de mama y próstata.

 7. Salmón: Una gran fuente de omega-3 y vitaminas B12 y D, el salmón puede proporcionarle al cuerpo los nutrientes que necesita para regular el crecimiento celular y prevenir el cáncer.

8. Té verde y Matcha: Los antioxidantes y fitoquímicos en el té verde pueden ser un aliado y una gran herramienta para prevenir distintos tipos de cáncer. Dos tazas de té verde al día pueden ayudar a mantener el cáncer a raya.

9. Picante: La mayoría tienen algún fitoquímico o nutriente que ayudará a combatir el cáncer. Chiles, cayena y jalapeños tienen capsaicina que combaten el crecimiento de las células cancerígenas.

10. Cúrcuma: ¡Una especia super poderosa! Es casi mágica, puede inhibir muchos tipos de células de cáncer como el de mama, pulmón, gastrointestinal y cáncer de piel. Una cucharadita de curcuma diaria te llevará lejos.

11. Nueces: Son altos en omega-3, fitoesteroles y antioxidantes, las nueces (esas de navidad-walnuts) son alimento ideal contra el cáncer de seno.

12. Frutos del bosque: fresas, moras, frambuesas etc. Son una bomba de antioxidantes y fitoquímicos que ayudan a reducir la oxidación y la formación de células cancerosas en el cuerpo.

13. Cereales integrales naturales: como avena, amaranto, quinoa, arroz integral. Son altos en fibra y ayudan a reducir los niveles de estrógeno en el cuerpo ayudándote así a ser menos propensa al cáncer de mamas.

14. Legumbres: lentejas y frijoles contienen ácido fólico, fibra y una gran cantidad de nutrientes que previenen el riesgo de cáncer.

¿QUÉ EVITAR?

– Soya, a toda costa, a menos que sea fermentada como el Tempeh, y si en tu familia hay casos de cáncer de mamas ni siquiera consumas este tipo, la soya, sobre todo la no fermentada, contiene imitadores del estrógeno y anti nutrientes, te hace más propenso al cáncer de mamas.

– Disminuye las bebidas alcohólicas, el exceso te hace más propensa.

– Evita el azúcar y los carbohidratos refinados como la harina.

– Nada de grasas transaturadas como margarina y frituras.

Trata de llevar una vida tranquila, haz ejercicio regularmente, cardiovascular y de fuerza. Y sobre todas las cosas, EXAMÍNATE, tócate y hazte el autoexamen.