Aunque algunos piensan que el colesterol es algo malo y que solo sirve para afectar nuestra salud, esta sustancia juega un papel importantísimo en el correcto funcionamiento de nuestro organismo, pues entre sus funciones se encuentran asistir en la producción de hormonas, ayudar en el proceso digestivo, participar en la formación y reparación celular, etc. Sin embargo, un nivel de colesterol muy elevado puede representar un factor de riesgo para nuestra salud cardiovascular.

Entonces, es muy importante llevar una alimentación balanceada y hacer ejercicio de manera frecuente, para que los niveles de esta hormona en nuestro organismo puedan mantenerse dentro de lo saludable.

Aquí les dejo una pequeña lista de 5 alimentos que pueden ayudar a reducir el colesterol, aunque no pueden confiarles todo a ellos, pues, si llevan una dieta alta en grasas saturadas y trans, y además no hacen ejercicio, no les va a servir de mucho.

  1. Avena: La avena es de mis carbohidratos preferidos, no solo porque es buenísima para estar en forma sino porque también ofrece muchísimo beneficios para la salud. Este alimento es alto en fibra soluble, especialmente en betaglucano, por lo que es un aliado cuando se trata de reducir los niveles de colesterol. Quizá hayan escuchado que tomar agua de avena puede ayudar pero la verdad es que eso es solo un mito, lo ideal es consumir las hojuelas de avena que son las que contienen toda la fibra.
  2. Frutos secos: Los frutos secos aportan vitamina E, un antioxidante que ayuda a reducir la oxidación del colesterol LDL que puede dañar las arterias. Las nueces son especialmente altas en omega 3, un ácido graso esencial que ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos.
  3. Té verde: El té verde es uno de mis alimentos superestrella, pues es alto en el antioxidante EGCG, que ayuda a reducir el colesterol malo (LDL) y a prevenir ciertos tipos de cáncer. Además,  su consumo acelera el metabolismo, incrementa la oxidación de grasas y eleva los niveles de energía.
  4. Manzana: La manzana uno de esos superalimentos que no deben faltar en tu dieta, pues contiene un alto porcentaje de fibra, que ayuda a bajar los niveles de colesterol malo (LDL) y a mejorar el proceso digestivo. También, esta fruta es rica en vitaminas (principalmente vitaminas A y C) y es abundante en quercetina, lo que la convierte en una bomba de antioxidantes que potencian el sistema inmunológico, rejuvenecen, y ayudan a prevenir el cáncer y enfermedades cardíacas.
  5. Aceite de oliva: El aceite de oliva es alto en ácido oléico, el cual es un ácido graso monoinsaturado que ayuda a reducir el colesterol malo (LDL) y a aumentar los niveles de colesterol bueno (HDL).

 

Imagen vía entrebellas