Si dentro de tu plan de entrenamiento en esta Navidad buscas aliados poderosos para perder grasa, puedes conseguirlos en la nutrición, y con mucho enfoque. Algunos hábitos alimenticios te pondrán más cerca de tu meta de mantenimiento este mes en la medida que:

a) se adapten al funcionamiento de tu organismo

b) seas consecuente en su ingesta.

Por eso, es necesario aclararte que dentro de estas recomendaciones que te daré convergen muchos factores físicos y genéticos. Cuando tomas buenas decisiones y optas por una vida saludable, juegan a tu favor.

Estas combinaciones no reemplazan ningún medicamento que estás tomando o hacen milagro por ser diciembre. Pero sí son aliados poderosos para perder grasa localizada durante estas festividades.

El aceite de pescado y Omega 3: mejoran la sensibilidad a la insulina, ayudan a disminuir la inflamación y los niveles de cortisol (hormona del estrés). Una de las mejores cosas que tiene este combo es que estimula la termogénesis, es decir, las calorías que quemas.

Té verde y yerba mate. Ambos tienen niveles muy elevados de catequinas, antioxidantes que estimulan la pérdida de grasa y que inhiben la lipasa, por lo que disminuyen la absorción de grasa. También incrementan el gasto calórico, mejoran el funcionamiento hepático. Además, ayudan a que tu cuerpo prefiera usar más grasa como fuente de energía en lugar de carbohidratos.

-El picante y jengibre. Como la pimienta cayena, el jalapeño, los chiles picosos, etc., tienen un componente bioactivo llamado capsaicina que ayuda a quemar más calorías y disminuye el apetito. Del jengibre, procura consumir la raíz rallada, no el que viene en polvo.

-Carne de res magra, huevos, Whey Protein. Todos estos aportan glutamina y L-cartina, las cuales, en combinación, disminuyen notablemente la ansiedad. Puedes tomarlos en forma de suplemento, en especial si entrenas.

Canela y cúrcuma. La primera baja la glucosa en la sangre, al controlar la insulina y al no permitir que se eleve quemas grasa con más eficiencia. La cúrcuma, por su parte, tiene propiedades anticancerígenas.

-Semillas de linaza, chía, pepitas de calabaza, semillas de girasol y sésamo. La mayoría aportan fibras y contienen buena dosis de zinc, que mejoran el ambiente hormonal y eliminan el exceso de estrógenos en el cuerpo.

-Ajo. Mejora el flujo sanguíneo y disminuye el riesgo de enfermedades del corazón, porque baja los triglicéridos y el colesterol.

Así que, mi recomendación es que incluyas estos alimentos en tus comidas durante los compartir en familia. ¡No te desvíes con la excusa de Navidad!