Una de las recomendaciones que puedes sumar a tus hábitos saludables, y que puede ayudarte a quemar muchas más calorías, es la suplementación con aceite de pescado omega 3 y CLA (ácido linoleico conjugado).

Esta combinación es de las más poderosas, pues estos compuestos se encargan de construir la capa externa de las células, lo que las hace más receptivas a la insulina.

Además de esto, la combinación de aceite de pescado omega 3 y CLA ayuda a disminuir la inflamación y los niveles de cortisol (hormona dele estrés), que te hace acumular más grasa abdominal y eleva tus niveles de insulina.

Una de las mejores cosas que tiene este combo es que estimula la termogénesis, es decir, las calorías que quemas, pues incrementa la actividad de las proteínas desacoplantes (UCP1 y UCP3). La proteína desacoplante-1 (UCP1) incrementa el gasto energético y te hace quemar más calorías, mientras que la proteína desacoplante-3 (UCP3) facilita la combustión de ácidos grasos en la cadena respiratoria mitocondrial.

En términos más simples, lo que quiero que entiendas es que la grasa acumulada está formada por ácidos grasos, y cuando decimos que quemamos grasa es cuando los ácidos grasos, con ayuda de la L-carnitina, viajan a la mitocondria para transformarse en gasolina y producir energía. Imagina que la mitocondria es como una fábrica que quema grasa y genera energía, al elevar el UCP3 disminuye la grasa corporal, aumenta la sensibilidad a la insulina y baja la glucosa en sangre.

Así que, si quieres llevar tus resultados un poco más allá, prueba con este combo superpoderoso, pero eso sí, no olvides mantener hábitos saludables para que esto realmente funcione.